Aparte. La venganza de don Mendo

 

CLODULFO.– (Amenazador.) ¡Don Mendo!…

MONCADA.– (Entrando en escena.)

¡Vive Dios, que hasta en prisiones

y con vuestro carcelero

habéis de reñir!

MENDO.– (Asombrado.) ¡Moncada!

¿Pero sois vos?

MONCADA.– En efeto.

CLODULFO.– (Aparte) (¡El de Moncada en la torre!…)

MONCADA.– (A Clodulfo.) Dejadnos, buen hombre.

CLODULFO.– (Sin moverse.) Eso…

MONCADA.– (Imperioso.) ¡Dejadnos digo!

CLODULFO.– (Resistiéndose.) Es que yo…

MONCADA.– Si desenvaino el acero,

vasi a quedar en la torre;

pero vive Dios, que muerto.

CLODULFO.– (Temeroso.) Pues que así lo suplicáis,

señor marqués… obedezco. (Se va, cerrando la puerta.)

Pedro Muñoz Seca, La venganza de don Mendo, Jornada Segunda.

About these ads

Deja un comentario

Archivado bajo Apartes, Género dramático

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s