Gas ozono

La presencia del gas ozono en la superficie terrestre tiene un efecto negativo, ya que es una sustancia tóxica que afecta a la salud del ser humano. De hecho, en las capas altas de la atmósfera, el gas ozono es un componente natural que protege contra la radiación de los rayos ultravioleta. Sin embargo, su presencia en la superficie terrestre tiene un efecto muy distinto, es tóxica y afecta a la salud del ser humano. Es el hombre precisamente el culpable de las concentraciones de ozono en las capas más bajas de la atmósfera puesto que el gas se forma como consecuencia de reacciones químicas que se producen, en presencia de luz solar, entre el oxígeno y dióxido de nitrógeno procedente de los vehículos y de las fábricas. Actualmente hay estudios realizados por la OMS (Organización Mundial de la Salud) que confirman que los altos índices de ozono provocan ataques cardíacos y asmáticos e influyen en la mortalidad de la población. En definitiva, la concentración de ozono aumenta por 10 el riesgo de muerte por causas respiratorias, especialmente neumonía

Revista Muy interesante, núm 123, pág. 32 (Extracto)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo La exposición

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s