División del pueblo en dos clases

Para exponer mis ideas con mayor claridad y exactitud, dividiré el pueblo en dos clases: una que trabaja y otra que huelga; comprenderé en la primera que todas las profesiones que subsisten del trabajo diario y en la segunda las que viven de sus rentas o fondos seguros. ¿Quién no ve la diferente situación de una y otra con respecto a las diversiones públicas? Es verdad que todavía habrá muchas personas en una situación media; pero siempre pertenecerán a esta o aquella clase, según que su situación incline más o menos a la aplicación o a la ociosidad.

Este pueblo necesita diversiones, pero no espectáculos. No ha de menester que el Gobierno le divierta, pero sí que le deje divertirse. En los pocos días, en las breves horas que puede destinar a su solaz y recreo, él buscará, él inventará sus entretenimientos: basta que se le dé libertad y protección para disfrutarlos.Un día de fiesta claro y sereno en que pueda libremente pasear, correr, jugar a la pelota, merendar, bailar, llenará todos sus deseos y le ofrecerá la diversión y el placer más cumplidos.

 

Gaspar Melchor de Jovellanos, Memoria para el arreglo de la policía de los espectáculos y diversiones públicas (Adapatación)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Género ensayístico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s